2/6/08

Decenas de galeones españoles cargados de tesoros permanecen sumergidos ante la indiferencia general

Submarinista enseña una cadena de oro rescuperada en el mar
¿Quiere convertirse en dueño del tesoro encerrado en las bodegas de un galeón español durante cuatro siglos? ¿Sí? No es tan difícil. La empresa de cazatesoros estadounidense Odyssey Explorer ha sido capaz de hacerse con un cargamento de 500.000 monedas de oro y plata valorado en 373 millones de euros procedente de la fragata 'Nuestra Señora de las Mercedes', hundida el 5 de octubre de 1804 tras un traicionero ataque de la Armada inglesa frente al cabo Santa María, en las costas portuguesas de Faro. Traicionero porque España e Inglaterra no estaban entonces en guerra y los navíos ingleses aprovecharon para atacar con alevosía el convoy cargado de oro que llegaba, con puntualidad oceánica, desde América.
«Sabíamos que se trataba del 'Mercedes'. Odyssey habló de 500.000 monedas acuñadas, una cifra excepcional en la historia del comercio con América. Así consta en los documentos de carga de las fragatas. Venía con quina, canela y telas de vicuña. Además, dijeron que las monedas se encontraban esparcidas en una amplia zona del fondo marino. No había dudas», explica en la sede madrileña de la Real Academia de la Historia (RAH) su presidente, Hugo O'Donnell. «Estaba claro. Al 'Mercedes', atacado por sorpresa, le reventó la santabárbara y el buque saltó por los aires. De otro modo, las monedas se hubieran recuperado dentro de sus sólidas arcas metálicas, cerradas con candado y que sólo los claveros podían abrir», señala.
A los ojos de estos estudiosos del pasado, el expolio estaba claro. En las fotos aparecían los reales de a ocho (duros o columnarios, el dólar de aquellos siglos, ya que era una moneda aceptada en todo el mundo, desde China a Macassar) con la efigie de Carlos III. «Nos roban con absoluta impunidad después de pasarse siete meses junto a nuestras costas y sin que nadie intervenga. Esto chirría», se lamenta el también historiador Martín Almagro Gorbea. «Abrimos nuestros archivos, donde aparecen consignados todos los naufragios de nuestros barcos, y ni siquiera les pedimos un compromiso de que no usen esa información para expoliar los buques», se duele el académico de la RAH.
¿Le sigue apeteciendo hacerse con un tesoro? Claudio Bonifacio, un simpático buzo e historiador italiano que ha pasado media vida estudiando los legajos del sevillano Archivo de Indias, acaba de publicar un libro titulado 'Galeones con tesoros. Dónde están hundidos. Qué llevaban'. Bonifacio (detenido, desposeído de sus archivos y puesto en libertad tras el escándalo del 'Odyssey' mientras los auténticos responsables del expolio cargaban el tesoro con destino a EE UU en Gibraltar) relata al detalle las singladuras de la Armada de Galeones de Tierra Firme, Nueva España y Mar Océana.
Años de gloria
«Varias veces al año se concentraban en la bahía las flotas de galeones cargados con los caudales de Potosí, de Quito, de Veracruz, y la ciudad vivía entonces los que fueron sus años de gloria. El viernes 8 de junio de 1708, a las cuatro de la tarde, el galeón San José, que acababa de zarpar para Cádiz con un cargamento de piedras y metales preciosos por medio millón de millones de pesos de la época, fue hundido por una escuadra inglesa...». Son palabras de Gabriel García Márquez en 'El amor en los tiempos del cólera'. Bonifacio le ayuda a narrar las peripecias en Cartagena de Indias de la 'San José', armada con 64 cañones; de la nao almiranta 'San Joaquín', también de 64 bocas de fuego, y del galeón 'Gobierno', de 44 piezas. Acompañados de una urca artillada, esos tres buques daban escolta a una flota de 17 mercantes, algunos franceses, que se enfrentaban a un mar Caribe dominado ya por los ingleses. Bonifacio detalla la carga hasta la última perra gorda porque todo aparecía consignado («en burocracia siempre hemos sido maestros», bromea el historiador Almagro) en el manifiesto de carga. Hummm. ¿Todo? Nooo. Se calcula que los galeones cargaban hasta una cuarta parte de contrabando o matute; de ahí los naufragios, de tan sobrecargados que iban. «Todos esos pecios constituyen una responsabilidad cultural irrenunciable y forman parte de nuestro patrimonio histórico... cada año que pasa corren un mayor peligro de destrucción», airean su malestar los académicos de la historia José Alcalá-Zamora, Martín Almagro-Gorbea y Hugo O’Donnell en un comunicado en el que urgen al Estado a que actúe «con toda celeridad y eficacia».
«Actuar con celeridad»
Celeridad y eficacia que sí poseen los expoliadores, dotados de los últimos adelantos tecnológicos. Para rescatar las monedas, Odyssey ha empleado un submarino ROV (Vehículo de Observación Remota, en sus siglas en inglés), bautizado como 'Zeus', similar al utilizado por Robert Ballard en la exploración del 'Titanic', y desarrollado por la Armada de Estados Unidos. El barco, el 'Odyssey Explorer', un antiguo pesquero de altura reconvertido para la exploración submarina, les costó en su día 2 millones de dólares.
En España sólo existe una embarcación destinada en exclusiva al estudio del patrimonio sumergido, la lancha 'Thetis', del Centre d'Arqueologia Subaquàtica de Catalunya. Su labor, resalta Martín Almagro, «ha permitido localizar más de 800 yacimientos submarinos, que comprenden 382 barcos, ocho aviones y cuatro submarinos, 45 construcciones portuarias y once restos de asentamientos humanos». Las costas españolas rebosan de restos sumergidos. «En las aguas del Golfo de Cádiz y del Mar de Alborán, donde ha estado trabajando la empresa 'Odyssey Marine' desde 1998, se acumulan más de 500 pecios», advierte Martín Almagro. Los tesoros (en oro o arqueológicos), están aquí al lado.
Greg Stemm y John Morris, responsables de Odyssey, que cotiza en Bolsa desde noviembre de 1993 y emplea a 50 trabajadores, entre marinos, buzos, historiadores y especialistas en archivística, lo saben.
Vino, oro y marfil
Por eso han puesto sus ojos en nuestras costas. Ellos buscan oro. Pasan de los barcos romanos cargados de ánforas vinarias y gárum (un condimento cartaginés hecho con vísceras de pescado y especies) o del pecio fenicio del Bajo de la Campana, en el Mar Menor, barco que transportaba una carga de colmillos de elefante. «La arqueología submarina en España ha tenido muy escaso desarrollo, en especial por falta de interés y eficacia de los responsables de la Administración», destaca Martín Almagro Gorbea. Más claro, agua.
Ponerse manos a la obra sería pan comido. La mayoría, por no decir todos los naufragios de galeones, están perfectamente documentados. Se trataba de navíos del Rey, cargados de riquezas de la Corona y de particulares, por lo que su pérdida (y realmente fueron escasas si tenemos en cuenta que cada año durante dos siglos y medio atravesaban el Atlántico convoyes de una docena o más de galeones) era una cuestión de Estado. Posiciones, circunstancias y carga aparecen anotados por los escribanos con su letra cortesana.
Tomen nota de esta lista de pecios españoles y pónganse a soñar con lingotes y monedas de oro. La nao 'Santa Cruz', hundida en Zahara de los Atunes en 1555. En ese mismo año se fue a pique en la playa portuguesa de Buarcos y Carrapateira la nao 'San Salvador'. En 1563 se hundió en las Bahamas la capitana de la Flota de Nueva España. En 1588, el 'Gerona', superviviente de la Armada Invencible, zozobró en la costa irlandesa de Portballintrae, salvándose un puñado de marinos.
Ataque holandés
Al año siguiente, en la playa de Troia (Portugal) se hundió la nao ‘Nuestra Señora del Rosario’. En 1600, el 'San Diego', sobrecargado, se fue a pique en Cavite (Filipinas) ante el ataque de una flota holandesa. Apunten: 'San Roque', 'Santo Domingo', 'San Ambrosio', 'Nuestra Señora de Begoña', 'Nuestra Señora de los Remedios' (en Zacatula, México), la nao 'San Antonio' (costa de Tabasco), el 'Nuestra Señora de Atocha', hundida por un huracán en Florida, la fragata 'Nuestra Señora de las Mercedes', la almiranta de la Flota de Nueva España 'Nuestra Señora de la Concepción', la almiranta de la Armada de Tierra Firme, 'Nuestra Señora de las Maravillas'... Miles de millones de euros hundidos en el mar a la espera de su rescate. Miles de millones de lecciones de historia a la espera de que alguien se anime a leerlas.

Imprimir

12 Comentarios:

Anónimo :

No soy interesada en hacer expediciones exploratorias , pero el asunto es altamente interesante y muy bien presentado. Me encantó.

Anónimo :

SOY UN DON NADIE DE ESPAÑA PERO ME ENCANTA ESTE TEMA. NECESITAMOS HACERNOS CON UN BARCO INSIGNIA QUE BUSQUE ESTOS BARCOS HUNDIDOS Y COGER NO SOLO EL ORO, ECT. SINO TODOS LOS OBJETOS QUE SE PUEDAN PARA ENSEÑARSELOS A LOS NIÑOS, NO DEJAR ARCHIVOS A NADIE (ODYSSEY) Y VIGILAR LOS CAZATESOROS DE CERCA. ESPAÑA ES RICA DENTRO Y FUERA DEL MAR.

UN ABRAZO

ALVARO MERINO ECHANIZ

Anónimo :

Sí... España es riquisima, sobre todo del oro que les robaron a los sudamericanos. A los Peruanos que aniquilaron y esclavizaron, no sé quienes son peores, si los ingleses, los españoles o los yankis, todos estaban o están tratando de hacerse con tesoros que no les pertenecen en realidad, que son fruto del robo. Ojalá que esos tesoros permanezcan enterrados por siempre, pagando el tributo de sangre que costo.

Anónimo :

Si tantos barcos con oro español (digo inca) hay hundidos en el atlántico, no se que hacen sus "legítimos dueños" que no se dedican a buscarlos y expoliarlos. Alan García no es uno de esos a los que se robó el oro. Además creo haber oído que cuando un paìs conquistaba un territorio todo lo existente en ese territorio pertenecía a los conquistadores.

¿Quién fundó Lima, México y todos los pueblos y ciudades de América central, Suramérica e incluso varios estados (Arizona, California, Nevada, Colorado, Texas, Florida, etc.) de EEUU?

Anónimo :

Yo pienso que el verdadero tesoro de los hundimientos no son solo las joyas, oro, y otros objetos de valor codiciados por el hombre, sino la historia que nos cuentan estos restos, como eran, que trasportaban, donde iban, quien viajaba en ellos, etc. Es decir un sin fin de preguntas que nos ayudarían a comprender un poco mejor la historia del hombre y su relación con el mar a través de los tiempos, es por ello que, ya que España posee tan impresionante patrimonio de barcos hundidos, las autoridades deberían de prestarles mas atención y dedicarles mas recursos a su estudio y recuperación e impedir que sean otros, con ánimo de lucro, los que se adueñen de dicho patrimonio que, en el fondo, pertenece a la historia de los hombres.

Anónimo :

El oro que les robaron a los sudamericanos! Cuanto cuento, aquellos territorios, si no recuerdo mal, formaban parte de España y los sudamericanos eran los originarios habitantes de aquella tierras antes de la llegada de los españoles contra los que ciertamente se cometieron todo tipo de abusos, pero no solo robaron también dejaron un legado inmenso en América, ¿sino que a ocurrido con todo lo que los españoles introdujeron en América? y los modernos americanos que en muchos casos son descendientes de los que llegaron en los barcos totalmente o en parte porque América hoy día ya no esta habitada mayoritariamente por los antepasados de los indígenas sino por un crisol de razas que antes de los españoles no eran.
Los españoles introdujeron todo tipo de ganado, que en América no existía y que cambio todo ese continente para bien o para mal, el vino, la religión, los cereales, el idioma,… podíamos estar hablando horas de todas esas cosas que ahora llamáis criollas, y recordar que la independencia de los hoy países americanos fue producida por los hijos de los españoles nacidos en esas tierras, los criollos, no por los originarios, a los que después de mas de 200 años se les sigue persiguiendo robando y matando por las mismas cosas que en el pasado.

Anónimo :

Los americanos no han evolucionado y lo demuestran con esta clase de comentarios. Si tuviesemos que ajustar las cuentas a todos los que han invadido y saqueado a España estariamos enemistados con medio mundo. Celtas, fenicios, cartagineses, romanos, visigodos, moros, franceses... y En la actualidad por sudacas, moros (de nuevo), negros, rumanos, etc.

Si realmente quisiesen el oro robado ya se hubiesen hecho com barcos para expoliar los barcos hundido con SU oro, el caso es que los aztecas mataron y robaron a los de las tribus vecinas -lo que demuestra que el robo del que hablan los mexicanos nunca fue tal- y con los peruanos y bolivianos ocurre lo mismo -los incas llegaron al actual Perú- solo unos siglos antes que los españoles. Por tanto el oro "de los incas" también fue robado a la cultura que vivió en aquellas tierras antes de su llegada.

Anónimo :

Creo que hablar de historia sin saber de ella es un mal extendido por todo el mundo, los españoles de aquella época, (si es que se les puede llamar de esa manera), vivían y morían en otros valores muy diferentes a los actuales y es absurdo juzgarlos con los valores de hoy, además, ¿no se dan cuenta que sus comentarios, al no ser de indígenas originarios de América, no tienen demasiado sentido ya que todos los habitantes americanos, de no serlo, son el resultado (mestizaje) de los que llegaron en los barcos, quienes hacían trabajar en las encomiendas a los indígenas son, sin duda, los antepasados de los mismos que critican con dureza todo aquello? y por supuesto los indígenas de hoy día no están mejor, fíjense lo que ocurre en Brasil, México, Chile, Perú, Argentina, etc. No entiendo esa visión tan imparcial de que los españoles solo robaron, sin ver lo que aportaron, que no fue poco y que tantos siglos después prevalece entre ustedes.

Anónimo :

Al Cesar lo que es del Cesar, es innegable la procedencia de todos esos tesoros especialmente los hallados en costas del caribe o el pacífico, estos eran procedentes de los países como Perú principalmente, Bolivia, Ecuador, etc. Entonces dejémonos de cuentos de hadas esos tesoros deberían volver al lugar de donde salieron, España como gran saqueador no tiene el derecho siquiera de comentar sobre el tema desmantelaron todo un Imperio (Inca) en menos de lo canta un gallo y claro fácil ahora dicen que nos dejaron el ganado, y demás minucias. Señores eso no es NADA en comparación de lo que hurtaron, destruyeron y asesinaron "quizá" a la civilización más brillante que el mundo conocía sino que traten siquiera de emular uno de los miles de muros y calles incas y en cambio nos dejaron una civilización diezmada destruida moral y físicamente con vicios tan terribles como el alcoholismo, el incesto, el paganismo… ¡ja! y a eso llaman legado positivo, vengan españoles ignorantes a ver vuestro "legado ancestral" y maravíllense de la mierda que dejaron vuestros antepasados.

Anónimo :

Pues nada Anónimo ya sabes donde hay miles de barcos con oro y plata de los incas y aztecas (que por cierto se lo robaban a las tribus vecinas que habían conquistado). Consigue una gran flota y saquea todos esos barcos, los barcos que hay cerca de Gran Bretaña o plántate directamente delante de Isabel II y quítala la corona hecha con oro del que se robó a los incas. También te puedes pasar por Holanda y demás países europeos al tener ellos unas cuantas toneladas del oro y plata robado a esos entonces INEXISTENTES pueblos americanos.

Para finalizar solo una pregunta ¿como lo repartirías entre los distintos países y sabrías cuanto deberías dar a cada uno de ellos?

Anónimo :

El que desee el oro pues allí está, es cuestión de darse el tiempo leyendo historia, sacarse la corbata, sacarse el terno, ponerse un traje de buzo, gastarse un buen tiempo buscando y mucho dinero, recoger los tesoros luego entregárselo a los mismos de siempre que tienen un remache de estar tanto tiempo sentados en sillas y escritorios exfoliando el sudor ajeno.
Si hablamos de cultura que vino de España, pues por favor no pierdan la oportunidad de acoger a los inmigrantes de Sudamérica para que los enriquezcan con su buena educación y legado cultural de origen Español que tanto progreso a traído, y si pueden también, llévense un poco de políticos y vividores del cual esa excelente cultura nos legó, el bello lenguaje soez, el orgulloso legado de apellidos de alta alcurnia que poco aporta, las corridas de toros con los bellos colores de la sangre derramada en los ruedos, Por favor, cultura para mi es otra cosa y esto comienza con el respeto a los demás, solo basta visitar las catedrales, iglesias y monasterios que todavía existen entrar, oler y sentir lo que todavía queda como orgullo Español y demás las construcciones hechas con sangre de indio.

Anónimo :

El oro es una carga en el hombre asesino, avaro e inestable por eso hay tantas guerras de poder, muerte y hambrunas. El oro solamente es un mineral que demuestra la mente podrida de muchos seres humanos.

Saludos

ABCDEFGHYJKLMNÑOPQRSTVWXYZ

 
Subir