13/8/08

Los mayas y el maíz

En una visita reciente al país, el alemán Nikolai Grube, escritor, arqueólogo y antropólogo, especialista en jeroglíficos y etnolingüística, se sentó a platicar sobre los mayas y sobre su pasión por la historia precolombina.
En las palabras de Grube, lo que ha encontrado en sus múltiples expediciones a sitios arqueológicos en Mesoamérica “no es nada que se puede tomar en las manos y exclamar ¡Ah, miren, esto es espectacular!” Pero a juzgar por su la callada intensidad con que habla de los mayas, a él su trabajo sí que le parece espectacular.
¿Cómo se han traducido los mitos de los antiguos mayas a nuestro mundo moderno?
-La cosmovisión es uno de los campos más fuertes de continuidad cultural del pasado al presente. Algo de lo que no muchos están enterados es todo lo relacionado con la subsistencia y el maíz, la manera en que se cultiva y estima, la forma como un campo se planifica.
Para los mayas de hoy, el maíz sigue siendo una planta sagrada, y ven una relación especial entre el maíz y las mujeres. En ciertas épocas del año, las mujeres salen al campo, no a trabajar, sino simplemente a estar ahí, porque es la atracción de las mujeres lo que hace que crezca el maíz, dicen. Esto se parece al concepto de los antiguos mayas que vemos en las vasijas precolombinas, donde al dios del maíz lo visten mujeres desnudas.
En contraste con las diferentes civilizaciones antiguas, la civilización maya sigue viva. Por supuesto que no está viva con sus reyes y su arquitectura, pero vive en las mentes de la gente, en las mentes de los campesinos, en las lenguas que son parte de la tradición oral, en las historias que cuentan los padres a los hijos.
Para ser un arqueólogo maya también hay que estudiar a los mayas contemporáneos, al contrario del caso de los egiptólogos, que no pueden trabajar con la cultura egipcia contemporánea porque no tiene conexión con el pasado. Los mayas tienen una fuerte conexión con su pasado.
¿Qué le queda al Occidente por descubrir de la civilización maya?
-Una de las cosas que podemos aprender de los mayas es la forma en que manejaban los bosques. Muchas personas leen que los mayas en el siglo IX o X habían cortado todos los árboles y sobre poblado el mundo donde vivían, yo no creo que esto sea cierto. Tenemos evidencias de que habían parches de bosques por toda la región donde vivían los mayas.
Creo que ellos estaban conscientes de que necesitaban el bosque, los árboles, para medicina, para agricultura, para fruta, para muchas cosas. Tenían un sistema de silvicultura altamente desarrollado. No cortaban los bosques, al contrario, mantenían muchos árboles de pie y sembraban otras plantas a su sombra. Y al mismo tiempo cosechaban productos del bosque. Podemos aprender cómo vivir en la selva maya hoy y utilizarla, vivir de ella, sin destruirla. Desde que soy niño me fascinan los mayas, pero lo que me ha fascinado más es el desciframiento de la escritura. Ver lo que al principio parece como signos sin sentido, algo loco que nadie puede entender, y poco a poco encontrar la llave para ese secreto y abrir esa puerta de sabiduría, y encontrar que estos símbolos pueden redactarnos la historia de un pueblo. Es mágico.

El Periódico (Guatemala)

Imprimir

COMENTARIOS

ABCDEFGHYJKLMNÑOPQRSTVWXYZ

 
Subir