7/5/09

Nuevas excavaciones en el yacimiento del Hombre de Pekín

Un grupo de científicos chinos ha iniciado una nueva excavación en el emplazamiento arqueológico del Hombre de Pekín en la aldea Zhoukoudian, a unos 50 kilómetros al suroeste de la capital china. Su objetivo es explorar y restaurar la parte occidental del sistema de cuevas.
Los trabajos se ejecutarán entre mayo y julio y cubrirán un área de 20 metros cuadrados en la zona occidental del conjunto de cavernas. La excavación tiene como propósito restaurar y reforzar esta parte del yacimiento.
De acuerdo con el Instituto de Paleoantropología de la Academia de Ciencias de China, la excavación arrojará nuevas luces sobre la estructura geológica del emplazamiento arqueológico. Las muestras recogidas completarán la colección del museo de Zhoukoudian.
Zhoukoudian es un sistema de cuevas cerca de Beijing en el que se han encontrado multitud de hallazgos arqueológicos. Quizás el más famoso es uno de los primeros especímenes de homo erectus, apodado el Hombre de Pekín, que habitó en esta cueva hace aproximadamente entre unos 200 mil y 750 mil años. El yacimiento se descubrió en 1921. En la primera excavación se encontraron dos dientes, que fueron identificados como pertenecientes a una especie anteriormente desconocida. Posteriormente, se realizaron excavaciones más exhaustivas.
El yacimiento del Hombre de Pekín es uno de los emplazamientos de Homo erectus estudiados con mayor minuciosidad. Ofrece además datos científicos más precisos para el estudio de la evolución, el comportamiento y el entorno del Homo erectus que otros yacimientos de Africa y Europa.
Se han encontrado también en este emplazamiento muchos fósiles de mamíferos, objetos y restos, y conforman un excelente material para el estudio de la evolución del hombre.

Primera excavación a gran escala del yacimiento de Zhoukoudian desde 1937
.
La Administración Estatal de Reliquias Culturales de China ha autorizado un proyecto de excavación en la sección del oeste de la caverna donde se encontró el "Hombre de Beijing" con el fin de proteger y ordenar el posible patrimonio que se oculta en la misma.
El proyecto, que se llevará a cabo entre mayo y julio del presente año, será dirigido conjuntamente por el Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia de Ciencias de China y el Departamento de Administración de las Ruinas del "Hombre de Beijing" en Zhoukoudian.
La nueva excavación, que coincide con el 80º aniversario del descubrimiento del primer cráneo del "Hombre de Beijing", será la primera a gran escala después del cese de las excavaciones del sitio en 1937.
Esfera de la excavación
Debido a la erosión natural sufrida durante largo tiempo, la superficie de la caverna del "Hombre Mono" es muy poco homogénea, y presenta deslizamientos, huecos, grietas y rocas peligrosas, además de una declinación anormal, convexa por arriba y cóncava por abajo, lo que implica el riesgo de derrumbe parcial y caída de piedras.
La inminente excavación cubrirá una superficie de 20 metros cuadrados, y tendrá el objetivo de eliminar los posibles peligros existentes, fortalecer la protección y el ordenamiento, observar los estratos terrestres y sacar muestras, realizar análisis y exámenes sistemáticos sobre la sedimentación, ambiente y cronología, conocer la formación geológica y el estrés de las ruinas y establecer un marco más sistemático y preciso de la evolución cronológica y ambiental. Todo ello, permitirá elaborar un plan de protección de las ruinas basado en los datos científicos extraídos de las mismas. Al mismo tiempo, mediante el mejoramiento de la fisonomía de la cueva, la colocación de letreros más claros y la restauración del orden original de los estratos con las muestras extraídas, se mejorará la calidad de la exhibición y divulgación científica de la reliquia.
Despliegue de potencialidades
El primer punto marcado de las ruinas, la cueva del "Hombre Mono", se localiza en la pendiente al noreste de la montaña Longgu y es el lugar más importante de la excavación. Los especialistas señalan que desde la primera excavación llevada a cabo en 1921 se han hallado aquí más de 200 fósiles del "Hombre de Beijing", correspondientes a más de 40 hombres y mujeres de diferentes edades, además de unos cien mil instrumentos elaborados con piedra. Entre los fósiles figuran además 98 especies de mamíferos y 62 de aves diferentes.
Todo ello hace que las ruinas de Zhoukoudian ocupen un importante lugar en la paleoantropología a escala internacional. En la actualidad, un tercio de los objetos de la caverna, que se halla aún en apilamiento primitivo, correspondiente a la sección estándar de mediados del pleistoceno en el norte de China, reviste un importante significado para el ulterior estudio de la humanidad, geología y ambiente prehistóricos.
Objetivo de la excavación
La excavación planeada de la caverna forma parte del proyecto de "Investigación sobre las ruinas y recursos paleoantropológicos de China y recolección y reordenamiento de datos" perteneciente al programa especial de trabajo básico del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Las ruinas de Zhoukoudian serán el trabajo prioritario del año en curso, el segundo de la aplicación de este proyecto.
Se prevé que el proyecto, de cinco años de duración, suponga un avance importante en el estudio del origen y la evolución de los seres humanos en China y en toda Asia Oriental, y para la realización del mismo se emplearán medios científicos, tecnológicos e informáticos modernos, efectuando una investigación de campo a gran escala en la que se recopilarán fósiles y otros materiales, se hará una prospección y medición topográfica de importantes ruinas paleoantropológicas y paleolíticas para obtener datos sobre el ambiente geológico y la cronología.
Una de los objetivos más importantes es elaborar una base sistemática de datos relativos a la evolución paleoantropológica y crear un banco integral de datos que incluya las ruinas de Zhoukoudian, Nihewan y Shuidonggou. Además, el proyecto prevé que se deberán reordenar los materiales existentes para subsanar los errores existentes en el momento debidos al desconocimiento de los recursos de las ciencias pertinentes, así como evitar la dispersión de los materiales mediante la creación de un archivo de materiales y estadísticas de la paleoantropología china y una plataforma de recursos compartidos. Se pretende asimismo instalar de forma preliminar un centro de recolección de fósiles, especímenes y maquetas de la paleoantropología y reliquias de China, con el fin de brindar recursos y datos globales y sistemáticos para el estudio paleoantropológico.

Imprimir

COMENTARIOS

ABCDEFGHYJKLMNÑOPQRSTVWXYZ

 
Subir