31/3/10

Las ruinas de Munigua y los dólmenes de Valencina se integran en el circuito de visitas de la Junta

Dólmen de La Pastora
La Consejería de Cultura, a través de la Red de Espacios Culturales de Andalucía (RECA), promueve visitas a las ruinas de la antigua ciudad romana de Munigua, en Villanueva del Río y Minas, y a los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla, enclavados en el municipio aljarafeño de Valencina de la Concepción y cuya antigüedad podría remontarse milenios atrás antes del nacimiento de Cristo.
El antiguo asentamiento romano de Munigua, enclavado en una colina del término municipal de Villanueva del Río y Minas (Sevilla) en las faldas de Sierra Morena, podría haber constituido el mayor productor de hierro de la provincia Bética según el resultado de las últimas investigaciones promovidas por el Instituto Arqueológico Alemán (Deutsches Archäologische Institut), según informó en su momento a Europa Press el arqueólogo germano Thomas Schattner.
El yacimiento, también conocido como Mulva, se asienta sobre un antiguo poblado ibérico cuyos primeros indicios de ocupación humana se remontan al siglo IV antes de Cristo y que también estaría relacionado con la metalurgia del hierro. En la época de Augusto, este asentamiento descubierto en 1756 por dos investigadores de la Academia de Buenas Letras de Sevilla se vinculó al nuevo poder mediante un contrato de patronazgo. De tal aspecto se conserva una tessera de hospitalidad, documento a través gracias al cual se conoce el nombre de la ciudad.
APOGEO DE LA CIUDAD
Desde mediados del siglo I después de Cristo, hasta finales del siglo II, la ciudad alcanza su apogeo con la construcción del santuario que corona la colina, las terrazas y la parte baja de la ciudad. A partir del ocaso del siglo III y principios del IV, la ciudad debía estar ya en decadencia, atribuyéndose este declive a un terremoto.
En cuanto a los dólmenes de Valencina de la Concepción, catalogados ya bajo la nueva figura de la Zona Arqueológica, se encuadran en un gran yacimiento prehistórico considerado como verdadero centro capital durante el III milenio antes de nuestra Era. En el enclave calcolítico resalta la singularidad de algunas construcciones de la necrópolis que se conocen desde finales del siglo XIX y principios del XX. Se trata de grandes monumentos rodeados de estructuras menores de similar tipología que dibujan un paisaje funerario en parte todavía conservado en esta zona del Aljarafe.
Dólmenes como La Pastora, Matarrubilla, Ontiveros y otros localizados en la vecina localidad de Castilleja de Guzmán forman un importante conjunto megalítico en cuya adecuada protección y puesta en valor se está trabajando. El servicio que se ofrece comprende la recepción de visitantes en el Museo de Valencina y la posterior visita tanto al Dolmen de La Pastora como al de Matarrubilla, situados en la periferia del casco urbano.

Imprimir

COMENTARIOS

ABCDEFGHYJKLMNÑOPQRSTVWXYZ

 
Subir