20/12/12

Hallan en sur de México un sepulcro prehispánico de 1.200 años

Sepulcro prehispánicos de alrededor de 1,200 años de antigüedad, en la Zona Arqueológica de Atzompa, en Oaxaca
La tumba debió pertenecer a una familia zapoteca de estatus medio
En la tumba se localizaron las osamentas de dos individuos adultos
Uno de los individuos se halló en posición extendida 
 Dos de esas vasijas representan al Dios Cocijo, deidad zapoteca de la lluvia :: INAH
Arqueólogos mexicanos hallaron un sepulcro prehispánico de unos 1.200 años con dos osamentas y ofrendas en la zona arqueológica de Atzompa, en el sureño estado de Oaxaca, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El sepulcro, situado debajo de la habitación principal de una vivienda, "debió pertenecer a una familia zapoteca de estatus medio que trabajaba para el sostenimiento de la élite", señaló el organismo en un comunicado.
El hallazgo forma parte de los trabajos que se realizan en el sitio arqueológico de Atzompa para salvaguardar vestigios de una antigua vivienda que se presume fue ocupada entre 750 y 900 d.C. Al área de la tumba se accede por una entrada de 54 centímetros.
Atzompa es un sitio arqueológico abierto al público este año, que se encuentra cerca de la famosa ciudad prehispánica de Monte Albán. Hace unos meses los arqueólogos encontraron en la zona un complejo funerario con tres criptas en una zona habitada por la elite.
"Para los especialistas del INAH el hallazgo del espacio doméstico y su tumba son relevantes porque ayudan a comprender que el complejo central de la antigua urbe de Atzompa no solo tuvo un área cívico-ceremonial, sino también habitacional", indicó el INAH.
Según se informó, en el sepulcro, que estaba intacto, se encontraron las osamentas de dos adultos.
"El contexto indica que uno de ellos falleció primero, y sus restos fueron removidos tiempo después al fondo de la cripta para depositar el cuerpo de un segundo personaje", explicó el organismo responsable de resguardar el patrimonio arqueológico de México.
La arqueóloga Laura Mendoza Escobar, a cargo de los trabajos, indicó que en el umbral de la tumba se colocaron como ofrenda cuatro vasijas que conservan pigmento rojo, con dimensiones de 25 a 30 centímetros de alto y de 12 a 15 de ancho. Una tenía restos de carbón.
"Dos de esas vasijas representan al dios Cocijo, deidad zapoteca de la lluvia, que es reconocido por la boca y la nariz con aspecto de una máscara bucal de reptil, así como por el glifo C, relacionado con el maíz", indicó el INAH.
Afuera de la vivienda se encontró otro entierro, pero sin sepulcro, que podría corresponder a una mujer de la misma familia de las otras dos personas enterradas en la tumba, "mismos que se cree fueron artesanos" debido a la presencia de tres pulidores.

Descubren un sepulcro en la urbe zapoteca de Atzompa, en Oaxaca

Cuatro vasijas con efigie, cuyas medidas oscilan entre los 25 a 30 cm de alto, y entre 12 y 15 cm de ancho; únicamente una de ellas contenía restos de carbón
Con aproximadamente unos 2200 años de antigüedad, el hallazgo muestra que el complejo central de la ciudad también tuvo una área habitacional.

Investigadores mexicanos hallaron un sepulcro de unos 2200 años de antigüedad en la urbe zapoteca de Atzompa, lo que muestra que el complejo central de la ciudad no sólo tuvo una área cívico-ceremonial, sino también habitacional, informaron fuentes oficiales.
El hallazgo en el sitio arqueológico de Atzompa, en el sureño estado de Oaxaca, se registró durante trabajos para salvaguardar los restos de lo que los expertos piensan que fue una vivienda habitada entre 750 y 900 d.C, indicó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en un comunicado.
Se trata de la cuarta tumba encontrada en esta urbe cercana a Monte Albán, luego de que en los primeros meses de 2012 se descubrió un complejo funerario compuesto por tres sepulcros al interior de un edificio del área que ocupó la elite de Atzompa.
La arqueóloga Laura Mendoza Escobar, quien encabezó los trabajos de salvamento, informó que la tumba se localizó debajo del piso de lo que fue la habitación principal de la vivienda, de acuerdo con el antiguo patrón funerario zapoteca.
En el sepulcro estaban depositadas las osamentas de dos adultos. El contexto indica que uno de ellos falleció primero y sus restos fueron removidos tiempo después para depositar el cuerpo de un segundo personaje, cuyo esqueleto se halló en la posición en que fue sepultado (boca arriba).
La especialista indicó que a uno de los personajes le fueron depositados en el umbral de la tumba, a modo de ofrenda, cuatro vasijas efigie, cuyas medidas oscilan entre 25 y 30 centímetros de alto, y entre 12 y 15 de ancho.
Dos de las vasijas representan al dios Cocijo, deidad zapoteca de la lluvia, que es reconocido por la boca y la nariz con aspecto de una máscara bucal de reptil, así como por un glifo relacionado con el maíz. En ambos recipientes aparece la representación de un resplandor detrás del dios.
En una de las piezas, el dios aparece sentado en una especie de trono. Ambos elementos (el trono y el resplandor) son poco comunes en representaciones de vasijas efigie localizadas dentro de la zona arqueológica, destacó la investigadora.
En cuanto a la vivienda, la arqueóloga indicó que se halla en un área donde ya se habían detectado espacios habitacionales, pero sin la presencia de un sepulcro.
Lo anterior, puntualizó Mendoza, lleva a pensar que sus dueños eran de un estrato social medio al servicio del grupo gobernante, lo que hace de este entierro el primero de su tipo encontrado en el sitio.
Añadió que de la presencia de tres pulidores se infiere que los moradores de la vivienda eran artesanos. Asimismo, refirió que en el patio central se encontró una gran concentración de fragmentos de piezas de cerámica, así como puntas de pedernal y otros materiales líticos pulidos.
De acuerdo con los especialistas, Atzompa fue una pequeña ciudad satélite de Monte Albán, fundada durante el periodo Clásico Tardío (650-900 d.C.), como consecuencia de la expansión de esa urbe.
Sin embargo, descubrimientos realizados a lo largo de este año indican que no fue tan similar a Monte Albán como se había pensado, sino que desarrolló sus propias expresiones constructivas.
El Periódico - Milenio

Imprimir

COMENTARIOS

ABCDEFGHYJKLMNÑOPQRSTVWXYZ

 
Subir